Noticias

Martín Pérez emerge como as de Texas

14/05/2022

Martín Pérez Foto: Tony Gutiérrez/AP

Alexander Mendoza | Prensa LVBP

Caracas.- Martín Pérez está anunciado para abrir este domingo contra los Medias Rojas de Boston, su equipo durante las últimas dos temporadas, antes de regresar como agente libre con los Rangers. El zurdo tratará de extender su buen momento sobre el montículo, que le tiene con 2.10 de efectividad, la cuarta más baja de la Liga Americana.

Pérez, de 30 años de edad, está en medio del inicio de campaña más dominante de su carrera. Nunca antes, en un lapso de seis aperturas, a partir del Día Inaugural, había exhibido un promedio de carreras limpias tan reducido, de acuerdo con Baseball-Reference.

En ese lapso, el venezolano aisló 25 hits y ocho anotaciones merecidas, mientras que abanicó a 26 en 34.1 innings, en los que dejó un WHIP de 0.90.

Son las estadísticas más resaltantes en la rotación de los texanos, en la que Pérez comenzó quinto en el orden, detrás de Jon Gray, Dane Dunning, Spencer Howard –sustituido más tarde por Glenn Otto- y Taylor Hearn.

De hecho, según un reporte de Kennedi Landri para MLB.com, cuando los Rangers lo firmaron “la intención era contar con un serpentinero veterano para brindarle estabilidad a la parte media de la rotación y devorar innings, mientras el club esperaba la llegada al equipo grande de sus cotizados prospectos del pitcheo”.

Ahora, Pérez emerge con el as del grupo, algo que no había logrado antes con Texas, la organización en la que creció como promesa y disputó las primeras siete de sus 11 temporadas en las Grandes Ligas, desde 2012.

“El factor experiencia es una gran parte de esto”, le comentó el manager Chris Woodward al Dallas Morning News, sobre la actuación del tirador nacido en Guanare. “Mentalmente, está en un muy buen lugar. Está relajado. Es capaz de reírse, pero de inmediato volver a concentrarse. Sinceramente, ha sido bueno para nuestros jóvenes ver eso. Es confortable verle en el montículo. Se puede decir que le gusta estar ahí. Nos sentimos realmente confiados cuando él se encuentra en el terreno”.

Pérez ha estado utilizando más su sinker (39,2%) con relación al año pasado (25,3%), y contra ese pitcheo los rivales apenas le batean .200 de promedio, 53 puntos porcentuales menos que en 2021, de acuerdo con Statcast. Mientras que su tasa de roletazos se ubica en 56,3%, la segunda más alta en su carrera desde 2015. Eso explica por qué, hasta ahora, no le han sacado la bola parque.

El cambio (23,4%), el segundo envío al que más recurre después del sinker, ha estado igual de eficiente y los contrarios tan solo le golpean para un anémico .114 de average en 36 apariciones legales. Su repertorio lo completan la recta cortada (19,1%) y la curva (11,2%).

Por ahora, todo parece encajar bien. Como señaló Woodward es un pitcher más curtido, que no se deja llevar por las emociones y sabe lo que hace desde el morrito.

“Creo que nunca puedes perder la concentración”, destaco Pérez. “Jugamos nueve entradas. Cualquier cosa puede pasar tarde en el partido. Lo que aprendí es simplemente a jugar el juego y no tratar de hacer más de lo que puedes, entonces sucederán cosas buenas. Mantienes la calma y vas largo en los encuentros y le das a tu equipo la oportunidad de ganar”.

Luego de no ir más allá de la cuarta entrada en sus primeras dos salidas, mientras terminaba de construir el brazo, tras los acortados entrenamientos primaverales, Pérez ha transitado al menos seis tramos en cada uno de sus últimas cuatro salidas, mientras que ha llegado tres veces al séptimo capítulo. En esos desafíos Texas exhibió balance de 3-1.

La consistencia ha sido una asignatura pendiente para Pérez, pero cada vez que sube al montículo lo hace con la misma actitud, eso no varía nunca.

“La misma mentalidad en cada ocasión”, subrayó Pérez. “No puedes cambiar. No importa si es bueno o malo. Tienes que salir y competir. Eso es lo que he aprendido a través de los años”.

 

 

EL DATO

Martín Pérez recibió respaldo de una a cero carreras en sus primeras cinco aperturas de la temporada, incluida apenas una rayita en tres inicios seguidos, antes del juego del juego contra los Reales de Kansas City, el 10 de mayo. Hasta ese instante, era el tercer tirador con menos respaldado en la Liga Americana (1,61 carreras), detrás de Chris Flexen (1,32) y Brad Keller (1,45).

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad